Blogia
JMAYORGA

LA INMIGRACIÓN ECONOMICA SUPERÁVIT

LA INMIGRACIÓN ECONOMICA SUPERÁVIT
Son tres millones de consumidores en potencia que envian a sus paises miles de millones de euros, compran 40.000 pisos cada año y tienen un elevado gasto de telefonos y de alimentación .

El negocio de la emigración, lo conocen los bancos , se van a abrir centenares de oficinas en el 2005 las operadoras de telefonos las inmobiliarias las grandes superficies , las empresas de transportes y de ocio etc.

Son tres millones de clientes en potencia que supera el 1% del p.i.b. español van a comprar viviendas y suscribir hipotecas y que tienen un gasto medio mensual de mantenimiento que se estima entre 3500 4000 millones de euros en la compra de alimentos.

Es interesante conocer que esta ocurriendo con el fenómeno de la inmigración en españa, no solo en cuanto al reconocimiento de sus derechos de ciudadano y condiciones de trabajo y de vida sino tambien al impacto economico sobre nuestro porvenir.

La información de que los inmigrantes gastan en telecomunicaciones 48 euros por persona y mes frente a los 19 gastados por los españoles, esto se traduce en una inyección de unos 1500 millones de euros en ese mercado concreto, una cantidad capaz de sanear cuentas y generar puestos de trabajos.
En el sector de la alimentación entre 3500 y 4000 millones de euros se destina en el consumo alimentario no difiere mucho con el del español , porque tienden a acoplarse a la cocina local pero los españoles estamos iniciándonos en el consumo de productos especificos de los paises de origen de los inmigrantes (papaya, yuca, aguacate, salsas, especias etc.) que empiezan a ofertarse en nuestros supermercados.
El alquiler de viviendas antiguas de menor calidad esta propiciando a sus propietarios el traslado a nuevas viviendas
El ahorro y la cotización de la emigración , el aumento de afiliación a la seguridad social.
Es evidente que la inmigración va a jugar un papel clave en el mercado laboral , en la economia y en la sociedad de los próximos años.
No pueden negarse los efectos positivos del fenómeno migratorio en términos de ajuste del mercado de trabajo y contribución al crecimiento económico del pais, así como, desde una perspectiva más amplia, al rejuvenecimiento de la población o al mantenimiento de los sistemas de bienestar, entre otras cuestiones.
Es claro que en muchas ocasiones las ofertas de empleo que presentan los empresarios europeos no se atienden con los ciudadanos nacionales, limitando las posibilidades de crecimiento de nuestras empresas.
Este es el caso del sector del turismo, fundamentalmente debido a que cuenta con horarios y jornadas diferentes de las tradicionales en otros sectores.
Cuando los flujos migratorios responden a estas necesidades, no sólo se garantiza una adecuada inserción laboral, sino que se constata el hecho de que no existe un reemplazo o competencia por los puestos de trabajo con los trabajadores nacionales, sino una complementariedad respecto a los mismos. De hecho, con frecuencia se comprueba que la afluencia de mano de obra extranjera no aumenta la tasa de paro nacional. Resulta, por tanto, esencial lograr una adecuada ordenación de la afluencia de inmigrantes, canalizándola a través de los cauces que garanticen esa integración social y laboral.
Por otro lado, para responder a los requerimientos específicos de nuestros mercados de trabajo, se nos plantean toda una serie de necesidades de formación de los trabajadores inmigrantes, que deben además ser complementadas con otros elementos esenciales para su adecuada inserción social, laboral y cultural .
En los países de acogida los retos de educación y formación son un elemento esencial para su adecuada integración. Estos retos abarcan desde el acompañamiento a la inserción del inmigrante, con formación en cuestiones como la lengua y la cultura de los países de acogida, hasta la extensión de los recursos formativos disponibles a la población inmigrante. Nos referimos a las ofertas de formación inicial de los propios sistemas educativos, tanto para el inmigrante como para su familia, pero también a las posibilidades de formación continua si el inmigrante se encuentra trabajando, o de formación ocupacional en los períodos de desempleo.
Es evidente que, en todas estas cuestiones, lo que cabe es una acción coordinada de todas las instituciones publicas y privadas y organizaciones sociales que cooperan para que asuman una linea de complementariedad y responsabilidad ante la integración de este colectivo procurando aprovechar las ventajas y superavit de la inmigración economica para colaborar con los sectores que conforman el déficit de la inmigración social por zonas geograficas y sectoriales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres