Blogia
JMAYORGA

HUELLAS DE LA MALAGA LIBERAL

Vamos a conocer personajes y lugares,  que  dejaron huellas en el pensamiento

 De la Málaga Liberal.

 

 

HISTORIA DE MALAGA  SIGLO XVIII

 

Me propongo colgar en mi muro en Internet historias antiguas, es importante tener memoria histórica  y leer de vez en cuando de  esos libros antiguos que tenemos en casa por ahí abandonados,   en  este caso voy a  sacar a la red,  los acontecimientos ocurridos en Málaga  y sus comarcas durante el transcurso del siglo XVIII, reseñando los progresos de su cultura y riqueza, y consignar sus esperanzas  y aspiraciones para el porvenir según el historiador.

 

D. Francisco Guillén Robles (Málaga, 8 de octubre de 1846 - Granada, 23 de marzo de 1926) fue un abogado, escritor e historiador español.

 

Procedente de una familia acomodada, cursó estudios de Derecho y Filosofía y Letras en la Universidad de Granada y en la Universidad Central de Madrid a partir de 1868. Desde 1870 se dedica a la abogacía al mismo tiempo que amplía sus investigaciones de historia, y en 1873 comienza a publicar Historia de Málaga y su provincia, que le valdría el ingreso en la Real Academia de la Historia y su nombramiento algo más tarde como cronista honorífico la ciudad de Málaga.

Su trabajo como arabista comienza a ser conocido con la publicación de Málaga musulmana en 1880 y por su participación en el V Congreso Internacional de Orientalistas celebrado en Berlín un año más tarde. En 1883 se instala en Madrid para trabajar en la Biblioteca Nacional, donde prepararía su obra Leyendas moriscas.

 

Acontecimientos de esta época:

 

-Napoleón. Invasión Francesa. La nación española  se sintió herida en los mas grande de su orgullo, Napoleon decidio mediante  la abdicacion de  los reyes en Bayona , cambiar a los Borbones por los Bonaparte y el 2 de mayo  el pueblo de Madrid se revelo ante unos extranjeros que  pretendían dominarla,  España sola y abandonada a sus fuerzas,  vendida por la ineptitud o por la traición, se levanto como un solo hombre y declaro la guerra al coloso francés  ante quien se humillaban los mas prepotentes monarcas europeos.

 

-Rebelión de Málaga. El 30 de mayo, el pueblo de Málaga constituía una Junta, alzándose en armas contra los franceses: el pueblo, ciego de ira, al oír el relato de los crímenes cometidos en Madrid, se propuso vengarlos con la muerte de los compatriotas de Murat y de los que le fueron afectos.

Para todo malagueño es bien conocida la avenida denominada “Paseo de Reding”. Pero, ¿quién fue Reding y qué relación tuvo con Málaga? A pesar del patente olvido, fue una de las figuras más importantes de la historia de nuestra ciudad y uno de los grandes héroes de nuestro país.

Suizo de nacimiento, D. Teodoro Reding von Biberegg comenzó su carrera militar en España en 1769, a los 14 años de edad, distinguiéndose a partir de entonces en campañas como las de Menorca (1781-1782), los Pirineos (1793-1795) o Portugal (1801), ligado siempre a la brillante trayectoria del llamado Regimiento Suizo de Reding nº 3, una de las seis unidades suizas del Ejército español.

Tras la heroica acción de Irún de 1794 en la Guerra del Rosellón, fue nombrado Mariscal de Campo, pero siguió al mando de este regimiento del que ya era Coronel desde 1788.

A comienzos del año 1802 fue destinado con su unidad a Málaga, pero, en un principio quedaría de guarnición con su primer batallón en Granada por encontrarse allí la Capitanía General de la Región Militar.

 

-Reding. Gobernaba por aquel tiempo Málaga Don Teodoro Reding, que ha dejado grandes recuerdos en nuestro pasado, en las epidemias que sufrió nuestra ciudad a principios de siglo, por su colaboración  en la extinción Reding se atrajo el cariño de los malagueños, este militar se opuso desde el primer momento a los franceses, a toda clase de atropellos y arbitriaridades, empleando toda su energía y popularidad en evitar las sangrientas escenas del alzamiento de Granada. Declarado en insurrección el antiguo reino de Granada, se formo un ejército para mantener el orden organizando entre los vecinos un cuerpo de milicia, una compañía de cazadores, otra de artilleros y un escuadrón de caballería  al mando de Don Teodoro Reding, este ejercito de malagueños, granainos  y una guarnición del Campo de Gibraltar que aporto 10000 hombres, y civiles contribuyeron a  derrotar en Bailen a la legión francesa invasora  que Europa la consideraba invencible.

 

-Entrada de los invasores en Andalucía, Napoleón acudió al remedio del desastre que habían sufrido sus ejércitos y entro en España con gran refuerzo de tropas empeñado en dominar el interior de la península, los franceses vencedores en Ocaña, salvaban los desfiladeros de Sierra Morena, penetraban en Andalucía destrozando las huestes españolas y se apoderaban de Granada.

-Resistencia en nuestra provincia. Horace Sebastiáni de la Porta fue destinado al Ejército que invadió España y participa en varias acciones, entre las que se encuentran la batalla de Almonacid, el 11 de agosto de 1809. Así mismo dirigió la campaña, a principios de 1810, para recuperar el dominio sobre Andalucía. En poco tiempo Sebastiani ocupó Jaén, Granada y Málaga, que fue la única capital andaluza que se levantó en esta ocasión contra las tropas napoleónicas y fue sometida a un brutal saqueo en el que tuvo parte.

-Saqueo de Málaga. A pesar de esto, Málaga continuo rebelada y Sebastiáni se dirigió a someterla, los malagueños se hallaban divididos de una parte la Junta y todas las personas que pensaban que en una población abierta era imposible hacer resistencia, estos se inclinaban a la rendición, de otra algunos militares, artesanos y frailes, juzgando por traición y deslealtad la reflexión y la calma públicamente proclamaban la resistencia  y las masas populares se adhirieron a estos, pareciéndole un acto de cobardía indigna de españoles.

 

Acaudillaba a los militares Don Vicente Abello coronel de infantería, mientras tanto Sebastiáni atravesaba las comarcas granadinas, pasaba por Loja y entraba en Málaga por Alhama destacando un cuerpo de dragones. Abello había destacado  un grupo numeroso de paisanos en el desfiladero llamado la boca del asno , camino de Antequera a Málaga , mando levantar unos débiles parapetos con gente armada pero fueron rechazados por los invasores. A la vista del fracaso de la operación  militar el pueblo se levanto contra los lanceros polacos, con navajas, palos, picas, hoces, espadas hubo alguno que sin mas arma que una navaja espero al enemigo esquivo la lanza y saltando sobre el caballo y derribo al jinete matándolo de una puñalada. pero era imposible que esas personas resistieran así  al ejercito invasor por mucho tiempo, entro la caballería por las calles  y las casas corralones del perchel y la trinidad, los franceses entraron en las calles de Málaga, ebrios de ira, ciegos por el afán de venganza por las muertes de los compañeros y tomando horribles represalias, no perdonaron al anciano inerme, ni al niño indefenso, ni las mujeres indefensas,  hallaron gracia entre ellos. La Junta depuesta acudió a Sebastián,  implorando su clemencia, invocando sus humanitarios sentimientos. El general dio orden  a contener a su gente.

 

-Insurrección de la serranía de Ronda. Vencida la insurrección en la tierra llana, quedaba la sierra,  la serranía de Ronda, refugio de guerrilleros que pelearon por la independencia de la patria., Málaga ciudad  fue ahogada en sangre y ante esta noticia se creo en la serranía  una  ardiente sed de vengan,  tal que alarmo a José Bonaparte que acudió en persona a dominarla acompañado de un considerable numero de tropas a sofocar el centro de la insurrección en Ronda. Jose Bonaparte se hizo dueño de Ronda, aposentándose en la casa del marques de Moctezuma y el gobierno municipal se apresuró a racionar a los invasores en todas sus necesidades.

 

-Ocupación de Ronda por los franceses.

-Luchas con los serranos. la resistencia serrana se organizo en bandas de guerrilleros, algunos fueron Don Antonio Ortiz de Zarate apodado el pastor y un tal Barranco los cuales desde los tajos de Montoro y  Fuentepiedra acosaron tanto a los franceses que tuvieron que abandonar esa zona de la serranía. Con esto la rebelión se declaro por completo y los invasores solo eran dueños del suelo que pisaban. Los serranos decidieron organizarse militarmente y  en Casares y Gaucin montaron las plazas militares con el oficial de marina Don José Serrano Valdenebros y Don Francisco Gonzalez Peinado que vino desde el campo de Gibraltar cuando los destacamentos franceses tornaban diezmados de sus expediciones llamaban a esta zona  de la sierra el camino de la amargura y el cementerio de Francia..Los aliados ingleses animaban a la insurrección con el envío de 800 hombres y proponiendo dar un ataque a Málaga, por el puerto. El regimiento imperial de Toledo con algunas fuerzas británicas al mando de lord Blayney desembarcaron en la Cala del Moral y comenzaron a cañonear su castillo, con esta estrategia esperaban atraer la guarnición de la capital y en aquel momento reembarcarse,  y dirigirse al puerto para  acabar con la escuadrilla cañonera francesa., pero el presidio de la Cala se resistió y Sebastiáni con 3000 hombres acudió a su socorro. y los aliados se vieron envueltos y embarcaron a la desbandada.

 

-Guerrillas en el resto de la provincia.

-Ballesteros. Y su estado mayor  no disponía de artillería suficiente para hacer frente y defender el castillo material que le sobraba a los franceses, que bombardearon Málaga y los soldados de Ballesteros  tuvieron que abandonar Málaga para evitar una masacre y su destrucción. Pero la  fortuna empezó a abandonar a Napoleón  por no poder resistir las heladas del frente ruso y Soult tuvo que abandonar Andalucía..

 

-Retirada de los franceses. Los franceses   abandonaban Málaga, clavando los cañones del Gibralfaro y dejando barrenos para volarlos. Fueron verdaderos forajidos, cuantos objetos históricos o de arte, alhajas, cuadros,  joyas y armas eran arrancadas de sus propietarios.

-Efectos de su ocupación en nuestras comarcas. Los enemigos gravitando  sobre los pueblos siempre consumían sin producir y arrancándoles gran parte de sus frutos encareciendo los productos. la guerra arrebato mano de obra a la agricultura e impidió laborear la tierra, disminuyendo sus cultivos y declarándose la época de hambre y pagándose los precios básicos los mas altos de la provincia.

 

-Restauración del absolutismo. al regreso de Fernando VII se desaprueba la Constitución de Cádiz y se restablece el régimen absoluto. entonces empezaron las diferencias  y persecuciones  por las tropas realistas al mando de Don Jose Odonnell contra los constitucionales por las calles de Carreteria, Alamos y Victoria y que retirarse por el camino del colmenar.

 

-Triunfo de los liberales. Desembarcan en el puerto de Málaga los constituyentes Don Francisco Martínez de la Rosa, Don José  de Zorraquin, Don Manuel García Herreros y Don José Maria Calatrava confinados desde 1814 en los presidios africanos.

 

-Riego en Málaga. Proclamada la constitución por Don Rafael del Riego, entro este en nuestra ciudad pasando por Estepota, Marbella a la cabeza de 2500hombres arengando a los liberales.

 

-Persecuciones absolutistas. Una gran contradicción se produce,  los serranos que habían luchado contra Napoleón en este momento apoyaban al general absolutista Don Juan Caro que con el apoyo del francés Loverdu se dirigía por Loja y Antequera levantando a la gente de la campiña. Todo un refinamiento de crueldad de que es capaz el odio se empleo en perseguir a los liberales, los suplicios mas denigrantes, los mas vejatorios atropellos se cometieron contra ellos, Málaga y todos lo pueblos de la provincia fueron testigos de repugnantes escenas producidas por la venganza.

 

-Fusilamiento de Torrijos. El partido liberal conspiraba sin tregua ni descanso, las conjuraciones se ramificaban en el interior de la península, concretándose todas las esperanzas de los vencidos en el general Don José Maria Torrijos y Uriarte. Hijo de noble familia, paje cuando niño de Carlos IV, ayudo siendo oficial a Daoiz y Velarde en la insurrección del 2 de mayo, lucho en la guerra de la independencia, a los 23 años fue nombrado mariscal de campo habiéndose hallado en cuarenta y dos acciones de guerra. Amante entusiasta de la idea liberal, encarcelado por los absolutistas en Cartagena, puesto en libertad por el triunfo de Riego. Combatió a los facciosos en Cataluña, fue ministro con Calvo de Rozas y Flores Estrada y vencido por los franceses se refugio en Inglaterra. Habiéndose decretado por una Junta constitucional formada en Londres organizar un movimiento, trasladándose Torrijos con el  teniente coronel Don Salvador Manzanares a Gibraltar. La vida de Torrijos y sus compañeros era muy dura, encerrados en las bodegas de los barcos, con pocos recursos, siempre perseguidos, solo le impulsaba pisar su patria,  ver a su familia  y colocar en el poder a su partido. El 30 de 1831 Torrijos salio de Gibraltar en dos barcas valencianas, el 2 de diciembre se presento ante los expedicionarios la barca del resguardo denominada el Neptuno cuyo jefe había ofrecido sublevarse y ataco al convoy que tuvo que encallar en las playas de Fuengirola.

 

Una horrible traición envolvía al confiado general, el gobernador González Moreno había comprado a un partidario de los constitucionales y este atraía a sus amigos a una emboscada se habían preparado en las playas de Torremolinos. Torrijos había desembarcado en diferente punto y pudo escapar por la sierra de Mijas y burlar a sus perseguidores, apenas desembarcados, los absolutistas de Alhaurin y Alhaurinejo le atacaron este se encerró en la Alqueria del Conde de Mollina a donde acudió González Moreno con fuerzas de Málaga obligándole a rendirse.

 

Trasladados a la ciudad, los postas enviados a Madrid trajeron enseguida la orden de muerte y reunidos todos los presos en el refectorio del convento del Carmen se les leyó su sentencia. Reclamo Torrijos por las personas que ignoraban el objeto de la expedición y no se le escucho, reclamo el cónsul ingles a favor de compatriotas y amigo, reclamo el presbítero Don Francisco Vicaria a favor de un niño grumete del buque y enloqueció al ver que le fusilaban  inocente, la barbarie llego hasta negarle alimentos, al día siguiente a pesar de ser domingo había costumbre de no podía aplicarse en tal día la pena de muerte y consúmase el cruento sacrificio de cincuenta y dos personas en las playas de San Andrés. Los muertos arrojados en carros de basura, fueron conducidos por presidiarios al cementerio.

 

La plaza de la Merced.

            En las revueltas políticas tan frecuentes en Málaga durante el s. XIX se producirían algunas de ellas en esta plaza. En 1822 el general Riego, defensor de las libertades constitucionales, llegara a Málaga donde les dispensaran un gran recibimiento y se hospedara en una de las casas de esta plaza tomando la plaza el nombre de aquel general.

 

            Otros hechos ocurrirían aquí que fueron trágicos, por ejemplo en 1836 el gobernador civil, conde de Domadío, huyendo de los amotinados buscaría refugio en el cuartel de la Merced pero sería entregado por la tropa que se unirían al pueblo. También en los días de revolución de 1868 en esta plaza se concentrarían las tropas antes de partir hacia la lucha.

 

           Durante las épocas de tranquilidad se propondría el arreglo de la plaza e incluso se prepararía un proyecto aunque nunca se llevaría a cabo.

 

En 1838 la plaza seguiría presentando el mismo aspecto desolador y sería preciso el móvil político de honrar a Torrijos y a sus compañeros, fusilados en las playas de San Andrés por su tentativa liberal, para que se realizase un proyecto de mejora. Así en 1842 se empezaría la construcción de un obelisco conmemorativo para honrar a estos personajes, este mismo año se trasladarían los restos mortales desde el cementerio hasta la plaza en medio de un gran acontecimiento que reuniría a todo el pueblo malagueño.

 

La figura de Torrijos estará a partir de este momento presente en la historia de Málaga como una figura que encarnara la libertad del pueblo, como ejemplo de ello puedo exponer un testimonio oral que aseguraría que durante la segunda república en los colegios malagueños se entonaría una canción conmemorando la figura de Torrijos y la constitución. Esta canción popular sería la siguiente: “Sí Torrijos murió fusilado, no murió por canalla o ladrón que murió con la espada en la mano defendiendo la Constitución. Sí algún traidor la pisara con su muerte lo pagaría”. A través de esta canción podemos observar la exaltación de la figura de Torrijos en pos de la consolidación constitucional.  

 

 

 

 

.

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Reding -

Buena entrada. Sólo apuntar que cuando la gente de Málaga verdaderamente se alborotó no fue por las noticias del 2 de Mayo, sino por la abdicación de los reyes en Bayona.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres